-Huevos rellenos de champiñones y bacón gratinados

Huevos rellenos de champiñones y bacón gratinados

Ingredientes:

  • 200 g de champiñones
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de panceta o bacon
  • 6 huevos
  • 50 g de queso rallado (cheddar o mozzarella)
  • aceite de oliva y sal
  • Para la bechamel:
  • 500 ml de leche
  • 50 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • sal y nuez moscada

Preparación:

  • Cuece 6 huevos en una cazuela con agua hirviendo durante 10 minutos. Escurre, refréscalos con agua fría, pélalos y córtalos por la mitad, a lo largo. Retira las yemas y reserva tanto las yemas como las claras cocidas.
  • Picamos muy fino los ajos, el bacón y los champiñones. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite, y salteamos todo el picadillo al que añadiremos un poco de sal y pimienta. Lo haremos a fuego vivo solo unos minutos  para que los champiñones no suelten agua.
  • Mientras hacemos la -Bechamel

Lo primero que haremos, será poner la mantequilla y el aceite en un cazo a calentar. Seguidamente cuándo la mantequilla este derretida, introducimos la harina “con el fuego bajo” mezclamos con una cuchara de madera.

Ahora comenzaremos a poner poco a poco la leche, y no pararemos de mover. Notaremos que se hace una masa, pero es normal. Seguimos sin parar de mover y de echar la leche “utilizaremos unas varillas” (estas harán que la salsa no tenga grumos) y así hasta que la bechamel empiece a tomar una textura como la papilla. Siempre a fuego lento.

Le ponemos sal y nuez moscada y ya la tenemos la bechamel

  • Trituramos o rallamos las yemas y las agregamos al picadillo junto con un par de cucharadas de bechamel. Mezclamos bien y rellenamos los huevos.
  • Colocamos los huevos rellenos sobre una fuente de horno. Los cubrimos con el resto de la bechamel, y el queso rellado.
  • A continuación, los gratinamos en el horno unos minutos, con mucho cuidado de que no se quemen.

-Potaje de cuaresma (de garbanzos con bacalao y albóndigas de espinacas)

En época de fuerte tradición religiosa en «Semana santa» se prohibía comer carne, algo que también se extendía a  todos los viernes del año. Fruto de esa prohibición surgieron en el recetario popular recetas impresionantes que a día de hoy seguimos manteniendo por lo deliciosas que están, manteniendo las  tradiciones también en la cocina.

El potaje de vigilia aúna  ingredientes  muy fáciles de conseguir, las espinacas, el bacalao y los garbanzos. Todo ello bien guisado constituye un plato exquisito

Potaje de Cuaresma

INGREDIENTES: (para 6 personas)

  • 250 gr de bacalao salado desalado previamente (yo uso lomos bacalao en su punto de sal que encuentro fácilmente en los congelados del supermercado)
  • 500 gr de garbanzos
  • Una cabeza de ajos y dos dientes mas para confitar el bacalao.
  • Una cebolleta
  • Un tomates maduro
  • 250 gr. de espinacas frescas
  • Pimienta de Jamaica
  • Azafrán (una pizca, en polvo)
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Dos hojas de laurel

ELABORACIÓN

Ponemos a cocer los garbanzos, que previamente los habremos puesto en remojo la noche anterior junto a un poco de sal y junto con la cebolleta, la cabeza de ajos, el tomate, el pimiento, las hebras de azafrán , un chorreón de aceite (un par de cucharas) y una hoja el laurel. Pasada la hora y media, comprobaremos si ya están tiernos los garbanzos. (yo lo he puesto en la olla rápida y me han tardado 18 minutos en estar tiernos)

Mientras cocemos las espinacas con un poca de agua y sal durante 3 minutos.

Colamos e intentamos eliminar toda el agua posible . Aliñamos las espinacas con ajo molidos y sal, hacemos albóndigas (apretando para que salga toda el agua) que enharinamos, freímos y reservamos.

Aparte en una sartén ponemos los lomos de bacalao con unos granos de pimienta de Jamaica, una hoja de laurel y dos dientes de ajos, con aceite de oliva cubriendo los lomos y los confitamos con el fuego muy suave hasta que el bacalao este hecho.(aproximadamente 15 minutos). Ojo que o debe hacerse con fuego fuerte sino a baja temperatura. Si no estas segura de controlarlo en el fuego ponla sartén en el horno a  80º C y no pongas el bacalao hasta que el aceite haya alcanzado esa temperatura.

Una vez tiernos los garbanzos, ponemos los garbanzos, las albóndigas de espinacas y el bacalao ya confitado en una cazuela.

Trituramos la verdura con la que hemos cocido los garbanzos con unos cuantos garbanzos y lo añadimos también a la cazuela.

Dejamos que hierva un poco y liguen los ingredientes con el potaje. 

Comprobamos el punto de sal. 

– Ensalada de rúcula con pera, nueces y queso gorgonzola

Ingredientes (4 personas):

  • 1 bolsa de mezcla de rúcula y canónigos
  • 2 peras pequeñas
  • 200 g de queso gorgonzola
  • nueces
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre balsámico de Módena
  • sal

Preparación:

  1. Pela y corta las peras en trozos medianos (de 1 cm de lado más o menos). Para que no se ponga la pera negra, si quieres tenerla cortada entes, sumergirla en agua con una cucharada de miel disuelta
  2. Vierte un chorrito de aceite en la sartén y caliéntalo a fuego entre medio y fuerte.
  3. Saltea los trozos de pera unos minutos hasta que comience a soltar agua y la notes blandita. No se trata de hacer una compota; los trozos de pera deben quedar enteros. Cuando estén listos, resérvalos.
  4. Mientras, corta el queso en pedacitos regulares y trocea las nueces ligeramente. Puedes usar un mortero o tus manos simplemente.
  5. Para hacer la vinagreta mezcla un chorro de aceite de oliva virgen extra con un poco de vinagre de Módena y una pizca de sal. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una salsa de consistencia homogénea.
  6. Finalmente, monta la ensalada. Dispón las hojas de rucula y canonigos en una fuente y, sobre ella, ve colocando el resto de ingredientes: la pera, el queso (cortado en trocitos) y las nueces.

Consejos:

No añadas la pera nada más sacarla de la sartén a la ensalada. Espera un poco a que se enfríe para que las hojas  no se pongan lacias por efecto del calor.

Si te gusta la miel puedes añadir un chorrito a la vinagreta. También puedes añadir una cucharadita de mostaza de dijon(si te gusta). Aportarán unos matices muy ricos.

Es importante no aliñar la ensalada hasta el momento de servirla.

-Puerros gratinados al horno con bechamel

Puerros gratinados con bechamel

INGREDIENTES (para 2):

4 a 6 Lonchas de jamón cocido o fiambre al gusto

-2 Puerros

-8 Lonchas de bacon.

-Queso rallado para fundir.

-Sal.

Para la Salsa bechamel:

50 grs de mantequilla.

2 Cdas soperas de aceite fino o girasol.

3 Cdas soperas de harina.

3/4 litro de leche/caldo de la cocción de los puerros (yo lo hago con una mezcla al 50% de leche y caldo)

Nuez moscada molida.

Sal.

Preparación:

 Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.

Poner en un cazo a hervir agua con sal. Cortar los puerros en dos partes solo utilizando la parte blanca (la parte mas verde la usaremos para otras preparaciones como caldos, sopas, sofritos….).

Añadimos los puerros al agua hirviendo y dejaremos unos 20 o 25 minutos de cocción.

Mientras preparamos la bechamel:

Lo primero que haremos, será poner la mantequilla y el aceite en un cazo a calentar. Seguidamente cuándo la mantequilla este derretida, introducimos la harina “con el fuego bajo” mezclamos con una cuchara de madera.

Ahora comenzaremos a poner poco a poco la mezcla de leche con caldo, y no pararemos de mover. Notaremos que se hace una masa, pero es normal. Seguimos sin parar de mover y de echar la leche “utilizaremos unas varillas” (estas harán que la salsa no tenga grumos) y así hasta que la bechamel empiece a tomar una textura como la papilla. Siempre a fuego lento.

Le ponemos sal y nuez moscada y ya la tenemos la bechamel

Cuando los puerros estén cocidos, los sacamos y secaremos muy bien con papel de cocina.

Enrollamos cada puerro con una loncha de jamón cocido y colocamos dos lonchas de bacon que enrollaremos en cada extremos del puerro y los vamos colocando en una bandeja apta para el horno.

A continuación, añadimos la salsa bechamel por encima y abundante queso rallado que funda bien.

Metemos en el horno a 180º unos 20 minutos aproximadamente o hasta que estén bien gratinados.

Servir y disfrutar.

Nota: Si sustituimos la leche por un buen caldo de pollo, carne o verduras, quedará una salsa muy fina, que puede servir de base para otras salsas, sopas o ciertas preparaciones. Es variante se le llama “Velouté”

-Tarta de queso de la viña “definitiva”

Tarta de queso “definitiva”

Ingredientes:

-600 gr. de crema Philadelphia (Cuanto mejor sea el queso crema, más sabroso será el resultado.  Al igual que con la nata líquida, recomiendo que tenga alto contenido en grasa)

-400 gr. de nata de montar (La nata líquida para montar tiene un contenido graso elevado que consigue que esta tarta sea tan tremendamente cremosa. No la cambiéis por nata líquida para cocinar)

-6 huevos camperos tipo “0”

-200 gr. azúcar de caña

-4gr. de sal

-50/60 gr. del queso que te guste (yo suelo poner un manchego curado)

-200gr de galletas tipo María

-125 gr. de mantequilla salada. 

Elaboración:

Derretimos la mantequilla, trituramos las galletas y mezclamos.

Rellenamos el fondo de un molde de 26cm con la mezcla apretando la mezcla para compactarla y reservamos en el congelador.

Mezclamos todos los ingredientes en la Thermomix o cualquier otro procesador de alimentos a máxima potencia durante 1 minuto.

Rellenamos el molde con la mezcla y metemos en un horno precalentado a 180 grados durante 40 minutos . Retiramos la tarta y la dejamos reposar al menos 4 horas.

Servirla a temperatura ambiente.

A mi me gusta acompañarla con un culis o mermelada de frutos rojos.

– Tacos de pollo pilbil

El ingrediente principal de este plato es la pasta achiote, también conocida como “Recado Rojo”

Es un pigmento natural, de coloración rojo-amarilla, ingrediente base de muchos platos de la cocina yucateca.

El árbol Achiote (Annatto) crece en clima tropical y subtropical en diferentes regiones del mundo. Las semillas se utilizan como un colorante natural y condimento. La pasta de achiote se encuentran en supermercado de productos latinos u orientales.

El término ‘pibil’ se usa cuando algo está cocinado en un ‘pib’ Maya, un horno enterrado en el suelo en cuyo interior se cocina el alimento cubierto por piedras ardiendo durante unas cuantas horas…aquí a falta de el, lo haremos al horno normal.
También se hace envuelto en hojas de platanera que vamos a sustituir por el papel de aluminio. 😜

Ingredientes (para 4 personas)

Tacos de pollo pilpil
  • 4 muslos y contramuslos deshuesados (1 k, aprox.)
  • 2 tomates maduros
  • Una cebolla mediana
  • 6 hojas de laurel

Para el marinado

  • el zumo de 3 naranjas sanguinas (o dos normales)
  • Una cabeza de ajos
  • 45 g de pasta de achiote
  • 2 cucharadas soperas de orégano seco
  • 3 clavos de olor
  • 1/2 ramita de canela
  • Una cucharada sopera rasa de pimienta en grano
  • Una cucharada sopera rasa de comino
  • 60 ml de vinagre blanco
  • 2 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • Sal

Para acompañar

  • Tortillas de maíz 100%
  • Cebolla roja en juliana
  • Cilantro fresco
  • Jalapeños encurtidos
  • Salsa Valentina o Salsa Chipotle

Preparación

  1. Calentar el horno a 180º arriba y abajo
  2. Desgranar la cabeza de ajos sin retirar la piel y chamuscar a fuego fuerte directamente sobre la llama del fogón con la ayuda de unas pinzas o de una rejilla. Pelar los ajos chamuscados.
  3. Mezclar todos los ingredientes del marinado con los ajos asados y pasar por la batidora hasta conseguir una pasta homogénea y consistente.
  4. Poner el pollo en una bolsa de congelación con cierre tipo “zip” junto con el marinado. Dejar en la nevera un mínimo de una hora, aunque es más que aconsejable dejarlo ocho (o de un día para otro). Yo lo he dejado algo más de 24 horas.
  5. Escurrir el pollo del marinado. Yo ge utilizado gusntes para hacer esta parte porque manchas muchísimo!.
  6. Cortar el tomate y la cebolla en rodajas.
  7. Colocar una hoja de papel de aluminio suficientemente grande como para que puedas hacer un papillote con todo el pollo, en una bandeja de horno
  8. Coloca una pieza de pollo con dos rodajas de tomate, dos rodajas de cebolla, dos hojas de laurel, sal, pimienta y dos cucharadas del marinado. Repetir con el resto de piezas de pollo -sin laurel- y cerrar.
  9. Envolver el pollo como un papillote normal cubriendo bien toda la carne.
  10. Colocar la bandeja de horno sobre la rejilla del horno a media altura durante 45 minutos, dejando reposar 15 minutos con el horno apagado.
  11. Destapar y, con la ayuda de dos tenedores, deshilachar la carne, mezclando con los jugos que queden en el envoltorio.
  12. Salpimentar y servir inmediatamente con tortitas de maíz pasadas por la plancha, cebolla roja en juliana, cilantro, jalapeños y salsas al gusto.

– Tajín marroquí de kefta con huevos

Ingredientes (para 4 personas):

Tajín de Kefta

-500 gr de carne picada de ternera (yo he usado ternera y cerdo al 50%)

-½ cebolla en brunoise

-6 dientes de ajo picados en brunoise

-Un trozo de 2 cm de jengibre fresco en brunoise

-600 gr de tomate triturado

-1 cdta de comino molido

-½ cdta de ras al hanout

-½ cdta de cúrcuma

-Cilantro fresco o perejil (no me gusta el cilantro)

-4 huevos

– Tomates Cherry para adornar (opcional)

-Aceite de oliva suave

-Sal y pimienta

Preparacion:

Salpimienta la carne picada, agrega una cucharadita de la cebolla picada (opcional) y otra del ajo picado y una pizca de comino en polvo. Mezcla con las manos y haz albóndigas

Fríelas en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén doradas, dales la vuelta y dora por el otro lado. Reserva en un plato con papel absorbente

En una sartén de fondo alto, sofríe la cebolla, el ajo y el jengibre con un poco de aceite de oliva a fuego medio. Cuando se empiece a dorar, apaga el fuego y añade las especias. Remueve durante un par de minutos para que desprendan su aroma sin que lleguen a quemarse.

Añade el tomate triturado y condimenta con sal y pimienta. Vuelve a llevar al fuego la sartén y cuando llegue a hervor, baja el fuego al mínimo y añade las albóndigas para terminar de cocinarlas.

Reduce a fuego mínimo alrededor de unos 45-50 minutos removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Estará listo cuando, al probar la salsa, encuentres poca acidez y un sabor concentrado y dulce propio del tomate frito.

Separa las albóndigas para hacer cuatro huecos. Casca cada huevo y dispón cada uno en uno de los huecos. Salpimienta las yemas y espolvorea generosamente con cilantro/perejil fresco ligeramente picado y los tomates cherry. Tapa la sartén y mantén a fuego bajo hasta que los huevos estén en el punto que prefieras. Recomendamos cocinarlos de unos 5 a 8 minutos y sirve.

Acompaña con cuscús.

– Vichyssoise de manzana

Ingredientes

Para 6 personas

  • 3 manzana tipo Fuji, Pink Lady o similar
  • agua 1/2 litro
  • 4 puerros
  • Nata líquida para cocinar 250 grs o leche evaporada
  • Mantequilla 75 grs
  • Sal y pimienta al gusto
vichissoisse de manzana

Preparación:

Comenzamos pelando y troceando las manzanas para facilitar su cocción.
Así mismo, limpiamos bien los puerros y nos quedamos solamente con la parte blanca.
En una cacerola amplia, ponemos la mantequilla y en cuanto se funda, rehogamos los puerros.
Cuando estén blanditos, añadimos las manzanas y dejamos cocer todo a fuego lento.

Tras cinco minutos de cocción, añadimos el agua, dejando que cueza aproximadamente durante otros quince minutos, removiendo de vez en cuando.

Después, trituramos y pasamos por un colador para retirar las hebras que puedan haber quedado.

En el último momento añadimos la leche evaporada y la nata y volvemos a batir para emulsionar.

Servimos con pimienta molida (opcional) y un chorrito de aceite.

– Salmorejo cordobés

Mucho tomate, un poco de ajo, pan, aceite y sal: hacer un salmorejo parece fácil, pero en realidad tiene su “aquel”.

salmorejo

Estos son los mandamientos que le da el dueño de La Salmoreteca de Córdoba a el comidista:

Escoger bien los tomates, no pelarlos y que estén a temperatura ambiente cuando vayas a triturarlos (60% de tomate en rama y 40% de tomate de pera), usar pan del día o a lo sumo del dia anterior, dejarlo enfriar sin prisa y usar un buen aceite son algunos de los tips para preparar un auténtico salmorejo cordobés.

Ya solo quedará escoger una guarnición -un par de cosas como mucho, para mi lo perfecto y clásico el jamón ibérico (cuanto mas bueno mejor) y el huevo duro….ambos picaditos.

Ingredientes (para 4 personas):

  • Tomate maduro (60% de tomate en rama y 40% de tomate de pera) 1 kg
  • Dientes de ajo (pequeños) 1 o 2
  • Pan blanco (sin corteza)150 g
  • Vinagre (opcional)5 g
  • Aceite de oliva virgen extra 100 g
  • Sal (al gusto)

Preparación:

Lavamos bien los tomates y retiramos las partes por las que van unidos al pedúnculo.

Los cortamos por la mitad y los colocamos en el vaso. Pelamos los dientes de ajo y retiramos el germen interior, con esto suavizamos su sabor, y los agregamos al vaso. Programamos 30 segundos, velocidad 5 (o trituramos con batidora)

En un bol se coloca el pan y se cubre con el puré de tomate dejando que se impregne durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, se añade el vinagre y la sal y se tritura bien con la batidora o con la Thermomix hasta obtener una crema espesa de pan y tomate.

Tras echar el aceite volvemos a turbinar todo en el robot de cocina o a base de batidora y paciencia hasta que nuestro salmorejo sea uniforme, con un bonito color anaranjado

La tradición exige acompañar siempre el salmorejo andaluz con unas tiritas de buen jamón, huevo duro picado y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.

– Masa de pizza

Ingredientes (para 2 pizzas grandes):

  • 200 gr de harina
  • 100 ml de agua (tibia)
  • 5 gr de levadura seca de panadería (si usa la levadura fresca necesitas 7 gr)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • harina (para estirar la masa)

20200317_222951

Preparación:

En primer lugar, pon la harina en un bol grande y haz un agujero en el centro. Añade la levadura de panadería y el azúcar moreno. Echa una pizca de sal y el agua templada. Mezcla todo poco a poco hasta obtener una masa.

Pon la masa en una superficie lisa espolvoreada con harina. Añade una cucharadita de aceite de oliva y amasa hasta obtener una masa suave y homogénea.

Espolvorea un bol con harina y pon la masa. Tápala con un paño limpio y déjala reposar durante 1 hora en un lugar cálido.

Cuando haya fermentado, pon la masa en una superficie enharinada y estírala con ayuda de un rodillo.

Dale la forma que desees (redonda o cuadrada) y coloca la masa sobre una bandeja de horno untada con aceite.

Añade los ingredientes que desees y hornea la pizza en el horno precalentado (calor arriba y abajo) a 220ºC durante 12 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada.

A mi me gusta con bacon, champiñones, cebolla, tomates cherry, aceitunas negras y mozarella rallada

Consejo:

Se puede hacer la masa más fina o más gruesa, dependiendo del gusto de los comensales.