– Vichyssoise de manzana

Ingredientes

Para 6 personas

  • 3 manzana tipo Fuji, Pink Lady o similar
  • agua 1/2 litro
  • 4 puerros
  • Nata líquida para cocinar 250 grs o leche evaporada
  • Mantequilla 75 grs
  • Sal y pimienta al gusto
vichissoisse de manzana

Preparación:

Comenzamos pelando y troceando las manzanas para facilitar su cocción.
Así mismo, limpiamos bien los puerros y nos quedamos solamente con la parte blanca.
En una cacerola amplia, ponemos la mantequilla y en cuanto se funda, rehogamos los puerros.
Cuando estén blanditos, añadimos las manzanas y dejamos cocer todo a fuego lento.

Tras cinco minutos de cocción, añadimos el agua, dejando que cueza aproximadamente durante otros quince minutos, removiendo de vez en cuando.

Después, trituramos y pasamos por un colador para retirar las hebras que puedan haber quedado.

En el último momento añadimos la leche evaporada y la nata y volvemos a batir para emulsionar.

Servimos con pimienta molida (opcional) y un chorrito de aceite.

– Salmorejo cordobés

Mucho tomate, un poco de ajo, pan, aceite y sal: hacer un salmorejo parece fácil, pero en realidad tiene su “aquel”.

salmorejo

Estos son los mandamientos que le da el dueño de La Salmoreteca de Córdoba a el comidista:

Escoger bien los tomates, no pelarlos y que estén a temperatura ambiente cuando vayas a triturarlos (60% de tomate en rama y 40% de tomate de pera), usar pan del día o a lo sumo del dia anterior, dejarlo enfriar sin prisa y usar un buen aceite son algunos de los tips para preparar un auténtico salmorejo cordobés.

Ya solo quedará escoger una guarnición -un par de cosas como mucho, para mi lo perfecto y clásico el jamón ibérico (cuanto mas bueno mejor) y el huevo duro….ambos picaditos.

Ingredientes (para 4 personas):

  • Tomate maduro (60% de tomate en rama y 40% de tomate de pera) 1 kg
  • Dientes de ajo (pequeños) 1 o 2
  • Pan blanco (sin corteza)150 g
  • Vinagre (opcional)5 g
  • Aceite de oliva virgen extra 100 g
  • Sal (al gusto)

Preparación:

Lavamos bien los tomates y retiramos las partes por las que van unidos al pedúnculo.

Los cortamos por la mitad y los colocamos en el vaso. Pelamos los dientes de ajo y retiramos el germen interior, con esto suavizamos su sabor, y los agregamos al vaso. Programamos 30 segundos, velocidad 5 (o trituramos con batidora)

En un bol se coloca el pan y se cubre con el puré de tomate dejando que se impregne durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, se añade el vinagre y la sal y se tritura bien con la batidora o con la Thermomix hasta obtener una crema espesa de pan y tomate.

Tras echar el aceite volvemos a turbinar todo en el robot de cocina o a base de batidora y paciencia hasta que nuestro salmorejo sea uniforme, con un bonito color anaranjado

La tradición exige acompañar siempre el salmorejo andaluz con unas tiritas de buen jamón, huevo duro picado y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.

– Masa de pizza

Ingredientes (para 2 pizzas grandes):

  • 200 gr de harina
  • 100 ml de agua (tibia)
  • 5 gr de levadura seca de panadería (si usa la levadura fresca necesitas 7 gr)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • harina (para estirar la masa)

20200317_222951

Preparación:

En primer lugar, pon la harina en un bol grande y haz un agujero en el centro. Añade la levadura de panadería y el azúcar moreno. Echa una pizca de sal y el agua templada. Mezcla todo poco a poco hasta obtener una masa.

Pon la masa en una superficie lisa espolvoreada con harina. Añade una cucharadita de aceite de oliva y amasa hasta obtener una masa suave y homogénea.

Espolvorea un bol con harina y pon la masa. Tápala con un paño limpio y déjala reposar durante 1 hora en un lugar cálido.

Cuando haya fermentado, pon la masa en una superficie enharinada y estírala con ayuda de un rodillo.

Dale la forma que desees (redonda o cuadrada) y coloca la masa sobre una bandeja de horno untada con aceite.

Añade los ingredientes que desees y hornea la pizza en el horno precalentado (calor arriba y abajo) a 220ºC durante 12 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada.

A mi me gusta con bacon, champiñones, cebolla, tomates cherry, aceitunas negras y mozarella rallada

Consejo:

Se puede hacer la masa más fina o más gruesa, dependiendo del gusto de los comensales.

– Flan de huevo

flan-de-huevo-3aa-768x432

Ingredientes (de 4 a 6 personas)

  • 4 huevos del tamaño L
  • 500 ml de leche (2 tazas y media)
  • 100 g de azúcar ( 5 cucharadas o media taza)
  • Para el caramelo
  • 4 cucharadas de azúcar (1/3 de taza)
  • 3 cucharadas de agua

Preparación:

1.- Preparación del caramelo. Coloca en un cazo el azúcar para el caramelo y añade 2 o 3 cucharadas de agua. Enciende el fuego y deja hasta que se dore. No hay que hacerle nada, solo esperar a que coja un bonito color dorado. Cuando el caramelo alcance el color dorado que desees, viértelo en el molde donde vas a preparar el flan. Reserva.

2.-Preparación del flan. En un bol, coloca los huevos y el azúcar y bate. Añade la leche y bate de nuevo. Vierte la mezcla en el molde caramelizado. Tápalo con papel de aluminio, con un platito de postre o con la tapa del molde. El molde que yo he usado, lo encontrarás fácilmente en ferreterías o tiendas de menaje.

Si lo vas a terminar en olla rapida

Vierte unos 3 centímetros de agua y coloca el flan tapado. Tapa la olla y llévalo al fuego. Cocínalo durante 5 minutos desde el momento en que el testigo de la olla se levante. Pasados estos 5 minutos, retira la olla del fuego y deja que pierda presión. Después de media hora, con mucho cuidado, retira el flan.

Si vas a hacer el flan de huevo al horno, coloca el recipiente con el flan dentro de un recipiente de cristal apto para horno y cubre con agua hasta la mitad del molde exterior. Introduce en el horno a temperatura entre 175- 190ºC durante, aproximadamente, 1 hora a hora y cuarto, con calor arriba y abajo y con el flan tapado (con tapa o papel de aluminio).

Para cocinar el flan de huevo en una olla convencional al baño María, coloca un poco de agua, hasta llegar a 3 o 4 centímetros del flan y taa la olla. El tiempo de cocción será de una hora. Es muy importante que el agua no llegue a hervir y por eso deberás cocinarlo a fuego bajo. El agua hervirá, pero debe hacerlo sin borbotones.

Para saber si se ha cuajado por completo el flan de huevo, pincha con un palito de brocheta en el centro y llega hasta el fondo. Si sale limpio ya está listo, si sale con masa tierna, deberás dejarlo un poco más de tiempo.

Deja enfriar el flan de huevo a temperatura ambiente y luego, guárdalo en el frigorífico durante, por lo menos, 5 horas.

Para desmoldarlo, pasa un cuchillo por todo el borde , mueve un poco suavemente para conseguir que se despegue, y con la ayuda de un plato, vuélcalo.

Yo lo hago en olla rápida y el resultado es espectacular.

Esta receta es una receta básica. Si te gusta el flan con sabor, añádele canela, coco, vainilla, chocolate o el sabor que más te guste.

– Potaje de garbanzos con acelgas e ibéricos de Benarrabá (morcilla y chorizo)

Este potaje de garbanzos con acelgas es un platazo saludable de cuchara, una delicia que se prepara de forma muy fácil con ingredientes sencillos y económicos y la clave está en cocer bien los ingredientes .

potaje-de-garbanzos-acelgas-y-chorizo-

Ingredientes(4 raciones abundantes):

  • 300 gr de garbanzos secos.
  • 1 manojo de acelgas (yo use una bolsa de las que están limpias y contadas de 1kg).
  • 2 clavos de olor (optativo si la morcilla no es de Benarraba)
  • 1 hoja de laurel.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate
  • 1 pimiento italiano
  • Aceite de oliva (60 ml) y sal.
  • Un trozo de morcilla y un par chorizos ibéricos cortado en rodajas

Preparación:

  1. Pon a remojo los garbanzos en un bol con abundante agua de forma que estén totalmente cubiertos y sobre bastante agua por encima de ellos, durante una noche entera (al menos 10-12 horas).
  2. Al día siguiente escurre los garbanzos y en el propio escurridor lávalos un poco con un chorro de agua fría.
  3. En una olla echa los garbanzos junto con los clavos de olor (opcional para igualar el sabor de las morcillas de Benarraba), el tomate entero, el pimiento entero, la cebolla, los dientes de ajo sin pelar,  la hoja de laurel, un poco de sal y las acelgas.
  4. Cubre con agua caliente (yo suelo calentar alrededor de 1 litro y medio de agua en un cazo aparte o con un hervidor), suficiente para que queden los garbanzos cubiertos y además 2-3 cm extra por encima. Las acelgas quedarán sobre el agua pero con la cocción irán bajando.
  5. Cuando rompa hervir le añades el aceite poco a poco el aceite (aproximadamente 60 ml)
  6. Si utilizas una olla rápida ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las 2 anillas rojas baja un poco el fuego (pero suficiente para que mantenga todo el tiempo las dos anillas visibles) y deja que se cocinen tan solo 15 minutos, después simplemente aparta la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.
  7. Si utilizas una olla normal necesitarás cocinarlos entre 1 hora y 1 hora y media, hasta que compruebes que están tiernos. Sube el fuego para que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo casi al mínimo para que se cocinen lentamente, siempre tapados y removiendo de vez en cuando.
  8. Cuando los garbanzos estén tiernos saca el ajo, la cebolla, el pimiento y el tomate y trituralos con un poco de caldo y algún que otro garbanzo, y añádelo a la olla.
  9. Cocina durante 5 minutos a fuego medio y ya tienes listo el plato. Eso si, recuerda probarlo primero por si tienes que rectificarlo de sal. También puedes ajustar la textura ya que si ha quedado muy espeso puedes añadir un poco de agua y si por el contrario quieres que espese un poco más deberás dejarlo más minuto en el fuego para que se evapore parte del líquido.

– Ensalada de pasta con judías blancas y tomatitos confitados

Hace unos días estuvo Nano con nosotros y es un forofo de la ensalada de pasta.
Me apetecía hacer una, pero que fuera “distinta”…
Así que me puse a investigar hasta que encontré la que me gustaba ( o al menos suponía que podía gustarme)

Era una receta que había publicado “el comidista”…

ensalada de pasta

Ingredientes (para 4 personas)

  • 250 g de bonito en aceite
  • 300 g de alubias blancas cocidas
  • 200 g de pasta corta cocida (fusilli, por ejemplo)
  • 250 g de tomatitos
  • 50 g de aceitunas negras
  • ½ cebolla roja cortada en juliana
  • 8 filetes de anchoa
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Preparación

  1. Escaldar dos minutos los tomatitos en agua hirviendo, pasarlos a un tarro o bol, añadir los ajos pelados y aplastados, salar y cubrirlos por completo con aceite. Dejarlos un par de horas o, idealmente, de un día para otro a temperatura ambiente.
  2. Se puede aprovechar para hacer más cantidad y conservarlos en la nevera, donde aguantan varios días, y usarlos para otras preparaciones.
  3. Poner la cebolla en otro tarro o bol, añadir un chorro generoso de vinagre y cubrirla con un poco de agua. Dejarla en la nevera el mismo tiempo que los tomates.
  4. Mezclar la pasta con el bonito desmenuzado, las anchoas cortadas en tiras finas, las alubias, los tomates, la cebolla escurrida, el perejil y las aceitunas negras. Salpimentar.
  5. Aliñar con aceite de los tomates y vinagre al gusto, mezclando con suavidad para no romper las alubias.
    Ya me diréis!!!

– Mejillones en escabeche

Perteneciente al grupo de mariscos y derivados, los mejillones son una de las opciones más saludables de este grupo, se pueden cocinar con o sin concha y es una muy buen opción por su alto nivel de nutrientes, como vitamina B y C, ácido fólico, hierro, fósforo, manganeso, selenio o zinc.

Fue cerca de Vigo, donde probé los mejillones en escabeche caseros por primera vez, me di cuenta de que no hay color. Sobre todo, aunque suene a sinsentido, en la textura.

De ahí que este año me haya propuesto prepararlos …

mejillon-en-escabeche

Como cualquier escabeche que se precies, lo típico es prepararlo con laurel y pimienta negra en grano, pero también podemos dejar volar la imaginación y añadirle otra hierbas aromáticas.

Ingredientes

  • 1 Kgr. de mejillones
  • 1 Vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • 1/2 vaso de vinagre de vino de Jerez o de manzana
  •  3 dientes de ajo, Pimienta en grano, 2 hojas de laurel
  •  1 cucharada de pimentón dulce y media de picante

Preparación

  • Preparamos los mejillones al vapor con el vaso de vino blanco. Separamos los mejillones de las conchas y reservamos.
  • En una sartén ponemos medio vaso de aceite de oliva virgen a calentar y en él sofreímos los dientes de ajo en láminas, picaditos o con un corte y un golpe como he hecho yo… a vuestro gusto.
  • Cuando estén los ajos casi sofritos, incorporamos los mejillones y le damos unas pocas vueltas, con cuidado que salpicarán, con tenerlos medio minuto es suficiente. Para evitar que salpiquen podéis pasarlos antes por papel absorbente y secarlos bien.
  • Los retiramos y añadimos al aceite las hojas de laurel y la pimienta en grano un poco golpeada con el mortero. Separamos del fuego e incorporamos inmediatamente los pimentones, tostándolos, pero con cuidado que no se quemen.
  •  Por último añadimos el vinagre, mezclamos bien el escabeche y lo volcamos sobre los mejillones. Si queremos bajar un poco la fuerza del vinagre, es el momento de reducir un poco la salsa cociéndola durante unos minutos antes de volcarla sobre los mejillones.
  • Dejamos que atemperen y estarán listos para comer en cuanto estén fríos del todo, aunque tendrán el mejor sabor a los dos días de haberlos cocinado, así que paciencia.

 

 

– Huevos a la Florentina

Este es un plato lleno de historia también, fue Catalina de Medicis quien llevo esta receta a Francia cuando se casó con Enrique ll y desde entonces el término francés “à la florentine” se utiliza en la cocina francesa para todos aquellos platos que lleven espinacas y bechamel.

Huevos a la Florentina

Los huevos Florentina forman parte de la cocina clásica y existen miles de variantes de los mismos.

Su característica principal es el alto nivel de proteína que contiene, además de una concentración excepcional de nutrientes, como vitaminas tipo B y carotenos, haciendo del huevo un alimento antioxidante. Además, las grasas que aporta son muy beneficiosas para el organismo y son de fácil digestión. Aunque no aporte ni fibra ni carbohidratos, la yema del huevo tiene un alto índice de hierro. Es, por tanto, un alimento muy completo e ideal para tomar por la noche.

Ingredientes para 2 personas:

  • 300 gramos de espinacas (pueden ser congeladas)
  • 2 huevos
  • Bechamel
  • 100 gramos de queso
  • Sal
  • Mantequilla (una nuez para untar el/los moldes)
  • 50 grs de queso rallado tipo emmental o mozzarella

Para la bechamel:

  • 25 g de harina
  • 15 g de mantequilla (yo pongo la mitad de aceite de oliva y la mitad de mantequilla)
  • 0.25 litro de leche entera
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Preparación:

  • Hacer la bechamel como indica la receta echandole ademas la mitad del queso rallado
  • Cocer las espinacas durante 5 minutos con sal
  • Cortar en juliana
  • Añadir la bechamel y mezclar muy bien
  • Añadir la mezcla en dos cazuelitas y poner un huevo en el centro de cada una
  • Espolvorear con el queso rallado
  • Gratinar durante 3-4 minutos a 200º

 

-Bacalao con pimientos

Esta receta la hacía mi madre principalmente en cuaresma…como otras muchas con bacalao.
Concretamente fue el resultado de un curso de cocina en la Taberna del Alabardero en Sevilla que le había regalado su cuñada ya que sabía que a mi madre le gustaba mucho la cocina, iba a disfrutar con este curso al que además fueron las dos.

Bacalao con pimientos

Ingredientes para 4 personas

  • 8 tajadas de bacalao desalado (vale el congelado en su punto de sal)
  • 2 o 3 pimientos rojos y verdes (de asar)
  • 6 dientes de ajo
  • 1/2 guindilla
  • Harina (para enharinar el pescado)
  • Aceite virgen

Elaboración:

Precalentamos el hornos a 170º

Cortamos los pimientos en tiras gruesas y sin pepitas, los freímos en una sartén con el fuego suave hastas que estén listos (aprox durante 10 minutos). Reservamos en un plato tapados para mantenerlos calientes

Después,  enharinamos las tajadas de bacalao y las freímos durante 1 minutos por cada lado, poniéndolas primero con la piel hacia arriba.

En otra sartén freímos con cuidado que no se quemen los ajos cortados en laminas y la guindilla. Al apagarlo le echamos un chorrito de vinagre con cuidado por que “salta” mucho.

Colocamos el bacalao en una bandeja para horno, lo cubrimos con los pimientos fritos y lo rociamos con la ajada.

Hornear durante 15 minutos….y listo!!!!

-Judías con patatas 3.0

Hace unos tiempo que quería hacer esta receta que había leído en el blog de el comidista, y toco ayer.
En esta receta se le da una vuelta de tuerca a las conocidas patatas cocidas con judías verdes, que después se rehogaba o cada uno aliñaba a su gusto.
El meterle una ajada con pimentón (picante o no)…y un huevo escalfado ya lo hace tremendo.

judias con patatas 3.0

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 patatas medianas
  • 240 g de judías verdes (pueden ser congeladas)
  • 4 dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimentón dulce o picante
  • Un vaso de leche
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de nuez moscada (optativo)
  • Sal
  • Un chorrito de vinagre (para los huevos escalfados)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 huevos

Preparación:

  1. Calentar una olla con 1 l de agua. Añadir el vaso de leche. Cuando rompa a hervir, cocer las patatas (peladas y cortadas) a fuego suave hasta que se puedan deshacer fácilmente con un tenedor.

  2. Al mismo tiempo que se cuecen las patatas en otra olla con agua y sal, cocer las judías verdes cortadas. Si son congeladas y se cuecen sin descongelar tardaremos 8-10 minutos. Si son frescas el tiempo de cocción será de 15 minutos aproximadamente.
  3. Reservar un vaso y medio de la mezcla de agua y leche de cocción de las patatas. Triturarlas con un pasapurés (yo lo hice en la batidora) e ir añadiendo el agua de cocción poco a poco hasta obtener la textura deseada (en mi caso, bastante más ligera que un puré, pero sin llegar a estar líquida). Rectificar de sal y pimienta negra recién molida.Reservar en templado.

  4. En una sartén, calentar suavemente 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Añadir los ajos laminados y dejar que se confiten durante unos minutos sin que se lleguen a freír. Añadir el pimentón, marear el conjunto un minuto a fuego bajo y retirar del calor.

  5. Pon abundante agua a calentar en una cazuela amplia y baja y vierte un chorrito de vinagre y sal . Cuando empiece a hervir, baja el fuego , añade los huevos y escálfalos durante 3-4 minutos. Pasalos por agua fría con sal medio minuto para pararle la cocción.
  6. Servir la crema de patata, colocar  las judías verdes encima, el huevo escalfado y aderezar con el aceite de ajo y pimentón.

El resultado es espectacular!!!!